La productividad total de los factores en España retrocede a un ritmo de -0,16 puntos anuales durante este siglo - ABACO

Noticias

La productividad total de los factores en España retrocede a un ritmo de -0,16 puntos anuales durante este siglo

Martes 3, abril 2018

El stock de capital de España alcanzaba los 3,2 billones de euros en 2015, según los última información disponible y que se acaba de actualizar en la base de datos Inversión y stock de capital, que elaboran la Fundación BBVA y el Ivie. Esta cifra supone un crecimiento del 0,6% más en términos reales que un año antes. Se trata de una tasa de crecimiento de dotaciones de capital (activos productivos duraderos, como infraestructuras, naves y locales comerciales, maquinaria, equipos informáticos, etc.) todavía débil, muy alejada de las registradas durante los años anteriores a la crisis, cuando se superaba el 4% anual.

A pesar de esta desaceleración en el crecimiento del stock, España tiene unas dotaciones de capital que la sitúan en la franja alta de los países desarrollados. Sin embargo, padece problemas de productividad, es decir, de aprovechamiento y eficiencia en el uso de esos recursos. El informe Ciclo económico. Acumulación de capital en España y crecimiento regional (en el siglo XXI), realizado a partir de la base de datos Inversión y stock de capital, afirma que en España la Productividad Total de los Factores (PTF), que refleja la capacidad de aprovechar mejor el trabajo y el capital, ha retrocedido en los que llevamos de siglo a un ritmo del -0,16 puntos porcentuales anuales.

Sin embargo, se aprecian grandes diferencias regionales en el uso eficiente de los recursos. Navarra es la comunidad autónoma que más ha mejorado la PTF en el periodo 2000-2014, logrando aportaciones anuales al crecimiento de un punto porcentual. Por el contrario, Baleares, Murcia, Canarias y Asturias han registrado reducciones en el crecimiento por esa causa superiores al medio punto anual. Si todas las CC.AA, hubieran conseguido las mejoras de eficiencia de Navarra, la tasa media de crecimiento del PIB de España habría pasado del 1,3% anual al 2,3%, un punto más al año, según se explica en el informe. En ese caso, el PIB sería un 15% mayor, lo que habría permitido superar el PIB per cápital medio de la Unión Europea y el de países como Francia o Italia.

El proceso de acumulación de capital es el resultado del esfuerzo inversor (cociente entre la inversión bruta y el PIB) mantenido a lo largo del tiempo. En España, el esfuerzo inversor medio entre 1995 y 2014 ha sido del 24,9%, pero se observan tres periodos diferenciados. Hasta 2007 el esfuerzo inversor fue muy intenso, hasta situarse en el 31,7% en 2007. Con la crisis,  la inversión respecto al PIB perdió 12,4 puntos y retrocedió hasta el 18,7% en 2013. La recuperación posterior ha mejorado la ratio hasta el 20%, pero aun se sitúa por debajo de la media de las últimas dos décadas.

Base de datos

Informe



 

 
	
 

Descargas :

Archivos :

En cifras